miércoles, diciembre 12, 2007

Cara y sello. Jueces con huevos y periodistas gallina


Al ver por televisión la sentencia de seis años que le impuso la Sala Penal Especial a Alberto Fujimori me hizo sentir que vivía en un país distinto. El país de la metida de dedo y la metida de yuca ya fue, pensé. Eso es lo que están demostrando estos jueces, me dije.

Y es que todos los medios de comunicación y los especialistas daban por hecho que la estratagema de la defensa del chino iba a funcionar: Como se acogió "a la confesión sincera", los jueces le darán una sentencia de menos de cuatro años, decían pese a que todos sabían que no había ninguna sinceridad en su decisión sino más bien pendejada porque era parte de su estrategia para conseguir una condena menor. El fujirata y sus abogados pretendía sacarle la vuelta a la justicia. Quisieron ponerle un cabe a los jueces pero no les resultó. Los magistrados no pisaron el palito y hoy le clavaron literalmente una sentencia de seis años. Le dijeron "no te creemos", "tu confesión no es sincera" y pudrete hasta el 2013.

Obviamente, los fujimoristas están echando chispas. Salieron a denunciar "una persecusión judicial". Imagínense. Pero lo jodido es que los reporteros si se dejan "meter la yuca". Es lamentable decirlo, pero todos, sin excepción, aceptan gustosos las metidas de dedo de la Keiko que luego de la sentencia salió a decir, prácticamente, que Fujimori es un héroe por aceptar su responsabilidad de "HABER PERSEGUIDO A MONTESINOS". Ninguno se atrevió a encararle la mentira. En el juicio se demostró que Fujimori obligó a pobres militares a allanar ilegalmente la guarida de Montesinos porque estaba desesperado por recuperar los vladivídeos que podrían meterlo en la cárcel. Los coleguitas que fungen de periodistas no sólo hacían preguntas condescendientes sino que se la ponían facilita para que la Keiko se despache contra la sentencia de los jueces. Una verguenza, realmente.
Es una pena que los coleguitas reporteros le hagan el juego a los fujimoristas. Se prestan al show. Hasta los curtidos reporteros judiciales se acojudan frente a las preguntas imbéciles de las chicas de la tele. Da la impresión de que sus jefes no les exigen que se informen previamente de los casos y que tomen atención al desarrollo del proceso judicial. ¿Será que cubrir Palacio de Gobierno les ha atrofiado el cerebro? ¿Cuando mierda es que el background se convirtió en una mala palabra? Disculpen pero desde mi esquina no me queda más que desahogar mi impotencia.

+++++Vladiro Montesinos

11 comentarios:

JMP dijo...

Y lo peor de todo es que no hay que poner ningún énfasis en la noticia, sino decir lo que realmente ha ocurrido ayer, sin omisión alguna ni tanta palabrería: Fujimori es oficialmente un DELINCUENTE y sobre esto, desde ayer mismo, existe COSA JUZGADA, porque sólo se ha limitado a apelar parcialmente la sentencia, es decir, sólo la extensión de la pena y la cuantía de la reparación. Su culpabilidad, o dicho en cristiano, la comisión de un acto delincuencial, la ha aceptado y ello ya no será revisado por ningún otro órgano jurisdiccional, sea nacional o internacional.

Anónimo dijo...

Habrían que decirle a Rafael Rey, que se negaba a aceptarlo, que Fujimori ha confesado ser delincuente.

Anónimo dijo...

A LA REJA¡¡¡

Y LOS PSEUDOPERIODISTAS: A LAS AULAS¡¡

Anónimo dijo...

Provecho, "demócratas"

Actualmente, lo politicamente correcto es hablar mal de Fujimori. Llamarlo desde dictador hasta rata, es lo que todo "patriota" debe hacer para congraciarse con su sociedad.

Si hablas bien de Fujimori --¡oh, no! ahora eso es total y políticamente incorrecto-- inmediatamente te caerán encima más de un palo por parte de toda clase de gente, incluyendo de aquellos que se ufanan de ser los políticamente incorrectos por excelencia: Aldo Mariátegui, Jaime Bayly, Pedro Salinas, Cecilia Valenzuela, César Hildebrandt, y todos los blogs que son "teo-cráticos" (que son aquellos que reempplazan el "teo" por el "demo" y, siendo ateos ante la creación divina, sí creen, a rajatabla, a ojos cerrados, con un fe más papista que el papa, en una creación humana, terrenal, hecha toda de lodo, como es la "democracia").

Del maltrato apaleador (figurativa y no tan figurativamente hablando) --prodigado por parte de gente que se llena la boca clamando por los derechos humanos-- pueden dar testimonio Carmen Lozada de Gamboa, Martha Moyano, Keiko Fujimori y su esposo --quien por el sólo hecho de ser su esposo también le cae, culpable por asociación-- a quien insultan inventándole y adjudicándole un presunto retardo mental, mientran a Kenji, los homófobos le adjudican una presunta homosexualidad.

A estos apaleadores, defensores de la "democracia", se suma ese sujeto que se hace pasar por cómico, Carlos Álvarez, quien ahora, a decir del honorable Poder Judicial, resulta que no recibió plata de Montesinos. Sin lugar a dudas. ¿Sin lugar a dudas? O sea, si no se duda de los jueces que condonaron a Raúl Romero por la venta de su millonario terreno --comprado por una empresa asociada a Montesinos--, entonces tampoco debería dudarse de la honorabilidad de los jueces que han absuelto a Álvarez. Y tampoco, en esa lógica, se debería dudar de la honorabilidad de los jueces que absolvieron a Keiko por el asunto ese de con qué dinero financió sus estudios en EEUU. ¿O es que, como siempre, en unos casos sí y en otros casos no?

Carlos Álvarez, en aquellas caracterizaciones franeleras --a pedido de Montesinos-- como el "Fujimori que quería ser reelecto", ahora --como el que le paga es otro (Ivcher)-- dice que sólo hace ridiculizaciones objetivas, apolíticas, libres de venalidad.

Carlos Álvarez dice además que él parodia la coyuntura política, y, ¿acaso lo publicado por Caretas sobre Ivcher y su pasaporte, no fueron la comidilla política de las semanas pasadas? Y sin embargo, el sujeto este ni siquiera lo rozó (a Ivcher) con el pétalo de una rosa. ¿Y la Chichi? ¿Dónde queda? ¿La irreverente Chichi, la que da clases de periodismo a distancia?

Nunca antes, "La Cortina de Humo", el nombre de una triste secuencia de "La Ventana Indiscreta" (¿Indiscreta?, ja ja, "¿Nadie nos cambia?", ahí si tienen razón, nadie, nadie los cambia), estuvo tan bien puesto, pues lo que hace la dupla Chichi-Álvarez es una cortinaza de humo. La hicieron con Chávez la semana pasada y con Fujimori, ahora, para que no se vea y no se hable más de Ivcher y su pasaporte, y su nacionalidad (especialidad de la Chichi investigadora) y de la propiedad de Canal 2. Sumemos a este par, a Jaime Bayly, quien con el asunto de la juerga del seleccionado, cubre, sin sospecha para los ingenuos y placer de las masas, su temor femenino a tocar a Ivcher y su pasaporte, y su nacionalidad y la propiedad de Canal 2. Claro, pues, estos periodistas no pueden meterse con la mano que les da de comer.

¿Y dónde queda Eduardo Guzmán, y Valia Barak, y las reporteritas matutinas y dominicales (una que renunció al cinco dizque por dignidad y la otra que renunció tambien al cinco por lo mismo: ¡Dignidad!)?

Claro, todos estos señores (y señoritas) cumplen con la línea de Alberto Cabello (léase, "sub-mandamás de Canal 2"). Si no, ahora estarían en la radio que acoje a periodistas dignos de escucharse, aunque equivocados a veces, o sea, Radio San Borja.

Periodistas se llaman. Irreverentes, se dicen. La verdad, dice que defienden. Cortineros es lo que son. Periodistas "asalariados", es lo que son.

Lo politicamente correcto ahora impera en Canal 2; y en todos los medios.

Los irreverentes de antaño son ahora los reverentes del poder de siempre: don Dinero.

Provecho, "demócratas". Lealtad y transparencia, sí, cuñau.


(Comentario candidato a censura por Godoy y por el Útero)

Carlitos dijo...

La justicia tambien llegara algun dia para todos esos cobardes.

CachorrodelHortelano dijo...

Feliz Navidad

Anónimo dijo...

Buen Pòst... a proposito.. recomiendo chequear la pagina del comercio, la republica, acerca de la entrevista a Bryce (respecto a la gestion de Toledo), no es por nada pero contrastenla con la de la agenciaperu.com (de la chichi)... la mezquindad se pinta de cuerpo entero...
asi dice ser una periodista independiente????? por favor....

CachorrodelHortelano dijo...

Ayer vi a media caña el documental que la tía Chichi pasó sobre los tiempos de Fujimori. Por mi madrecita que el Perú se parecía al actual Irak. Coches bombas por doquier, edificios derrumbados, sangre y dolor como cancha. Las universidades y las cárceles eran territorios liberados a servicio de los comunistas, etc., etc. Yo siempre creí que los periodistas exageraban; pero no, era cierto.
Si el tío Fuji acabó con todo esto, entonces deberían declararlo HEROE NACIONAL
Malagradecidos.

Anónimo dijo...

Ya se ha dicho hasta el cansancio: El "problema" real que tuvo Toledo con la prensa no fue producto de mala "química" como algunos interesados han tratado de hacer creer.

Se trató que el Cholo no sabía lo del famoso plato de lentejeas, ni de la tradicional butifarra, el chifita, el cevichito, las cajas de pizza enviadas a domicilios y redacciones... y las entradas al estadio nacional.

Igual a Montesinos que lo aprendió cuando fue asistente del ex Premier velasquista, el general EP Edgardo Mercado Jarrín, Alan García lo sabe desde su primera hecatombe (85/90), como lo supo Belaúnde.

Todo se arregla con un sencillito; y después la prensa se encarga de todo.

Anónimo dijo...

La victimizacion de la rata es un hecho.Ahora es el pobechito, el vapuleado, pobechitos sus seguidores, casi mártires, cuando son tremendos compinches toditos. 6 años es muy poco para el daño que ha ocasionado esa rata cobarde.

Anónimo dijo...

Al Anónimo de las 7:27 AM:

Gracias a esa "rata", como tú le dices, ahora estás vivo y hablando, sólo que lamentablemente, hablando tonterías. El Perú le debe su existencia a Fujimori, restale seis años y págale lo que le debes.