jueves, junio 14, 2007

¡Ultimo minuto! Renunció Ríos.

El recientemente electo miembro del Tribunal Constitucional, Javier Jesús Ríos Castillo, activo miembro del apromontesinismo, acaba de renunciar al cargo.

La buena noticia es que esta renuncia (purga) es consecuencia -una vez más- del papel de la prensa. En este caso, Paola Ugaz, y un equipo de Caretas que pusieron al descubierto a Ríos. Le tomaron una foto en plena reunión, horas antes de la elección, nada menos que con Agustín Mantilla y el sentenciado por compra de equipos de chuponeo y ahijado de Vladimiro Montesinos, Oscar López Meneses.

Aquí la crónica de Paolita Ugaz publicado en primicia por Ideele. La foto la pueden ver en Caretas.

LOS COMENSALES DEL "FIESTA"
Paola Ugaz

Faltaban pocas horas para la elección de los magistrados al Tribunal Constitucional, (aunque eso lo sabían pocos), cuando fueron llegando, uno a uno, los integrantes de un extraño grupo que ingresaron a un privado del excelente restaurante de comida chiclayana "Fiesta". Ahí terminaron juntos, nada menos que el ex ministro del Interior aprista, Agustín Mantilla; su hermano Jorge Mantilla; el sentenciado por compra de equipos de chuponeo y cercanísimo allegado de Vladimiro Montesinos, Oscar López Meneses; los militares en actividad, general EP Roberto Vértiz Cabrejos y comandante EP Germán Cuadra; y el hasta entonces candidato al TC y abogado de pasado
proceloso, Javier Jesús Ríos Castillo.

"La mesa 20" fue reservada por el general Roberto Vértiz Cabrejos, para camandulear comiendo rico. Por ahí pasaron la tortilla de raya, las humitas rellenas con pechuga de pollo, la sangrecita guisada con hierba buena, las patitas de cerdo en zarza, el cebiche norteño; el arroz con pato y seco de fríjoles con cabrito, el pepián de garbanzos con pavita guisada…

Pero lo que se comió se subordinó a lo que se habló; porque hubo una demora de una hora entre la llegada de las entradas y los platos de fondo, en el comedor privado del restaurante.

En el momento de la entrega de los ajíes y las salsas criollas, un equipo de reporteros de la revista "Caretas" y de IDL, previamente advertido de la ilustre concurrencia, ingresó al privado, y luego de saludar cordialmente a los muy sorprendidos comensales, el legendario fotógrafo, Oscar Medrano, grabó las fotos para la posteridad. Ahí estaban: en la cabecera de la mesa, Agustín Mantilla con un babero a guisa de servilleta, para que no se le manche la camisa.

A su lado, López Meneses temblaba; el ahora magistrado de truculento pasado, Javier Jesús Ríos Castillo, ocultaba la cara sin éxito alguno, mientras que el general Vértiz y el comandante Cuadra no sabían dónde poner la propia.

Mantilla fue el único en tomar con filosofía la llegada de la prensa. Les dijo que "todo lo que hacen tiene trasfondo político" para después enviarle saludos, que no sonaron excesivamente cordiales, al director de "Caretas", Enrique Zileri.

En el salón contiguo -ubicado en el segundo piso del local- se ubicaron cerca de 8 guardaespaldas que departieron relajadamente hasta que Vértiz empezó a dar de gritos tras la incursión periodística.

El ahora magistrado del TC, Javier Ríos Castillo, estuvo prófugo del país a mediados de los años noventa por la compra ilícita de equipos de chuponeo durante su época de funcionario de la Universidad Ricardo Palma, y a la vez de "fixer" de muchos casos en el Poder Judicial, donde solía vérsele con maletas de dinero. Pese a esos antecedentes, Ríos Castillo fue escogido hoy entre los 4 nuevos miembros del Tribunal Constitucional.

Ahora preguntado por los periodistas, Ríos Castillo indicó que pasaba "de casualidad" por la mesa de Mantilla y López Meneses; y que por ello estuvo junto a ellos, en el salón privado ubicado en el segundo piso del "Fiesta".
Luego, Ríos Castillo diría en televisión que se trató de una reunión de chiclayanos diabéticos con Mantilla, otro diabético, para hablar de sus niveles de glucosa. La presencia de los periodistas de Caretas e IDL parece haber tenido un efecto de insulina.

+++++

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pepitas, la pregunta del milloón es la sgte: " como militares en actividad, tienen vínculos con un delincuente como Mantilla".

Habra sanción o investigación?, se pronunciará el ministro de defensa sobre estos militares que pueden fungir de caballos de Troya del Mamtillismo?. O simplemente no pasará nada como siempre?.
No se pierda el próximo capítulo de su telenovela. "Jodiendo al Perú" con su Galan preferido: Mitómano García.

alf dijo...

Qué asco este gobierno mafioso!!!

Anónimo dijo...

JEJEJEJEJEJE !
QUIEN DECIA QUE MANTILLA ESTABA LIQUIDADO ?? AH! FUE MAL MENOR ! ESTE GOBIERNO ES COMPARABLE A UN ICEBERG, SE VE SOLO LA PUNTA, EL MAL MENOR Y SUS SECRETARIOS, Y EN EL MUNDO SUBTERRANEO....... EL "HEROE" MANTILLA Y SUS SECUACES....
AH ! SI SE PUDIERAN ANULAR LAS ELECCIONES 2006 ???

Indignado dijo...

¿Qué clase de restauran lujoso es ese donde el dueño no puede garantizar la privacidad necesaria a sus clientes; donde los mozos sirven de chismosos o dateros; donde se permite el ingreso de fotógrafos que importunan a los comensales? ¿Así se pretende crear empresa? El señor Mantilla y sus distinguidos acompañantes tienen todo el derecho de demandar al dueño de ese negoció por permitir esta aberrante violación de la intimidad.

indignado pero no cojudo dijo...

Beto Kouri, Alex Kouri, Ernesto Shutz y los Crousillat también deben demandar a Montesinos por violar su derecjo a la intimidad mientras le robaban al país.