domingo, agosto 19, 2007

Un grupo de bomberos españoles deja Perú tras ser tiroteado

Esto acaba de salir en portada del ABC de España, uno de los diarios más influyentes de ese país. Es una verguenza.

CARMEN DE CARLOS
ENVIADA ESPECIAL

PISCO. En medio de las réplicas del terremoto del miércoles y con el desorden de la distribución de la abundante ayuda humanitaria, el presidente de Perú, Alan García, aseguró ayer que las contribuciones llegarán a las manos de los necesitados y no se quedarán en el camino de los que intentan sacar beneficio de la catástrofe.
García agradeció la llegada a la zona siniestrada de Álvaro Uribe, el presidente de Colomnia, y pidió consejo al equipo de especialistas que le acompañaron.

Cinco días después del terremoto que asoló la ciudad de Ica y se ensañó con las localidades de Pisco, Chincha, Paracas y San Andrés, la comida, el agua y el abrigo siguen sin llegar a la mayoría de la población afectada. Sin embargo, el Gobierno insiste en que el dispositivo de rescate se está desarrollando según lo previsto y quita importancia a las protestas de la gente. Ayer, según informaciones oficiales, sumaban más de quinientos los cadáveres recuperados. Se estima que todavía quedan un centenar más bajo los escombros.

Las dos caras de la tragedia se descubren sobre el mismo terreno. En primera línea, el rostro hambriento de miles de personas que todavía no han visto una lata de atún, una vaso de leche o un puñado de habas, sustento que alcanzó ayer a los más afortunados. En otro ángulo, la visión que ofrece el Gobierno de la situación actual: «Estamos asegurando el flujo de alimentos y de agua potable (...) Está llegando ordenadamente por vía aérea y barcos», y en diez días, la zona estará completamente abastecida y comenzarán los trabajos de limpieza en la zona siniestrada».


Alan García pidió la colaboración de la prensa -a la que criticó por cargar las tintas en los efectos del seísmo- para que informe a la población afectada sobre «dónde puede dirigirse para obtener ayuda», ya que hay una docena de centros habilitados. Asimismo, garantizó que la ayuda se está repartiendo «con prudencia, orden y honestidad», para que «no se vuelva a repetir» lo sucedido en catástrofes anteriores, donde la cooperación se quedaba en manos de los intermediarios.
Sin energía eléctrica en Pisco, la ciudad más afectada, García explicó que todavía no se puede restablecer el suministro, «porque sería peligroso».

La ciudad, de 130.000 habitantes, ha quedado en un 85 por ciento reducida a escombros. Los postes de la luz y los cables de alta tensión están atravesados en las calles. «Esta circunstancia podría provocar un incendio», dijo el presidente.
Rescate de cadáveres

En la recta final de la fase de rescate de cadáveres, el jefe de bomberos del servicio peruano, Roberto Vera, suplicó a las empresas de construcción que «envíen equipos profesionales de apuntalamiento. Necesitamos tubos de hierro y asesoría de ingenieros en labores de demolición». «En el hotel Embassy -añadió- estimamos que hay atrapados más de cuarenta cadáveres. Están en avanzado estado de descomposición y se corre el riesgo de que comiencen a generar problemas sanitarios». Todos los intentos de rescate en este hotel, el más grande de Pisco antes del terremoto, han sido un fracaso porque «cuando entramos se desmorona». Seis plantas han quedado reducidas a dos, que se mantienen en permanente equilibrio inestable por los temblores que continúan produciéndose. El último, de cinco grados de intensidad, se registró pasadas las ocho de la tarde del sábado (tres de la madrugada en España).

En este escenario, el equipo de bomberos de la ONG española K-9 De Creixell decidió ayer abandonar Perú después de denunciar falta de seguridad en la zona. «No sé quién ni contra quién disparaban, sólo sé que nos tiramos al suelo porque las balas pegaban en las paredes donde estábamos», dijo Pedro Frutos, jefe de la Delegación, la única que dispone de «dos perros especializados en olfatear cadáveres». «Permanecimos unos quince minutos tirados en el suelo y pidiendo ayuda, pero nadie vino en nuestro auxilio», añadió, «pese a que en las proximidades había soldados del Ejército».

Informado del problema, el presidente Alan García se entrevistó posteriormente con Frutos y le dijo, según la agencia Efe: «El que tenga miedo, que se marche». Frutos, en declaraciones a ABC, advirtió que «el caos reinante es uno de los peores que he visto y he estado en nueve terremotos. Nosotros venimos a ayudar y nos hemos pagado el billete de nuestro bolsillo». Por su parte, los Bomberos Voluntarios de Perú advirtieron que «ese grupo de españoles ha funcionado de forma independiente desde el primer día. Si hubieran dicho dónde iban habría recibido apoyo».


En el aeropuerto de Pisco, donde se concentra la ayuda humanitaria, otra española, la doctora Ana Caravaca, de la ONG Salvamento y Rescate, denunció la inoperancia de la organización: «Traemos más de cien toneladas en material logístico y sanitario, pero está bloqueado en Lima desde hace dos días. Hoy nos van a entregar el 10 por ciento».

+++

7 comentarios:

Paola dijo...

PEPITAS:

ESTO PASA PORQUE HAY UN ENFERMITO QUE QUIERE CENTRALIZAR TODO. QUE SE CREE DIOS Y QUE ESTÁ RODEADO DE TARADOS MAL LLAMADOS MINISTROS.
ESTE SEÑOR ES EL CULPABLE DEL DESORDEN Y DEL CAOS QUE VIVIMOS Y QUE AÚN NO SENTIMOS PORQUE TENEMOS LA BILLETERA LLENA.

Patricia dijo...

Decir que es una vergüenza se queda en poco. Ahora por la gran inteligencia y pasividad del Gobierno se quedan sin ayuda. Lo más triste es la gente que sale perjudicada por la acción de unos cuántos.

Saludos

Anónimo dijo...

putamadre... yo estaba dandole tiempo alan, que no la cague, que no hable me decia a mi mismo, peor el incapaza ese tenia que ser fiel a su ADN y embarrarla una vez mas...y Alva Castro está un peor: dice que la s denuncias de robos y saqueos son falsas porque la gente no ha ido a las comisarias, disculpen la expresión, pero es posible ser tan ESTUPIDO... qué comen los apristas que son tan, pero tan bestias... y por su parte el otro aprista Lastenio Morales hace su agosto con la desgracia de la gente.

Anónimo dijo...

hay que ser realmente un mal nacido para hacer lo que hace esta gente:

http://www.elcomercio.com.pe/ediciononline/HTML/olecportada/2007-08-20/olecportada0420264.html

y el "ministro" rey le echa la culpa a las ONGs...

como diria un célebre blogger:

que se vayan todos
que se vayan ya

pepitas.com dijo...

Patricia gracias por visitarnos. Es cierto, sentir verguenza es poco. Lo que sentimos los peruanos es una impotencia brutal... Gracias por tu solidaridad y pedimos disculpas a los bomberos españoles y a todos ustedes por esta incalificable actitud de nuestro presidente.

lisset dijo...

El Perú es un pais muy bello ...amo mi patria pero ahora pasa por una de sus peores malas rachas como es tener por presidente al inutil, retrasado, acecino de Alan Garcia como presidente , nosotros que vivimos en esta tierra tenemos que aguntar la desfachates y brutalidad de este indeseable psicopata....bueno la otra mala racha ha sido el terremoto que acabo con nuestros hermanos de Ica , por ellos y por todos los pobres del Perú es que hay que luchar, las doanciones y la ayuda son abundantes, tenemos que exijir que el estado actue con oraganizacion y responsabilidad .... pero tarea casi imposible es que este gobierno escuche!!!

Anónimo dijo...

me parece que esos bonberos sabian a donde ivan y k si ivan ha ayudar no devian quejarse tanto cierto k no havia seguridad si casi toda la ciudad estaba destruida como kieren k haiga seguridad.